En Bahía Domótica nos dedicamos al desarrollo y fabricación de equipamiento electrónico para la industria desde hace más de 14 años. En el año 2012 desarrollamos una nueva linea de productos de domótica (casa inteligente) que se destaca por su versatilidad, facilidad de instalación y excelente relación costo/beneficios.

 

A pesar de no estar muy difundido el uso de la domótica en nuestro país, este rubro maduró a tal punto que se considera que ya hubo dos generaciones de productos de domótica. Por sus características, nuestros productos se encuadran en la tercera generación de domótica por modularidad, instalación escalable, capacidad de crecimiento ilimitada, plataforma abierta de hardware, integración y menores costos.

 

El desafio de Bahía Domótica 
es innovar a bajo costo.

 

La innovación viene de la mano de los estados de la casa. La domótica tradicional permitía interactuar con la casa de una única forma. En las tareas programadas se definía un día y una hora determinados para ejecutar una acción independientemente de que los habitantes estuvieran o no en la casa o que éstos hubieran recibido visitas.

 

Ejemplos típicos de esto es cuando en pleno cumpleaños comienzan a cerrarse las persianas o en la sobremesa de noche buena, con toda la familia disfrutando del aire fresco en el patio, comienza a funcionar el riego por aspersión.

 

Otra gran limitación de la domotica tradicional es la incapacidad de utilizar un mismo sensor para distintas funciones. Una barrera infrarroja instalada en el patio puede utilizarse sólo para disparar la alarma o sólo para encender luces o sólo para interrumpir el riego. Lo mismo ocurre con un sensor de movimiento de un pasillo: éste puede utilizarse sólo para encender unas luces o sólo para detección de intrusos; nunca para más de una función.

 

Nuestros productos le permiten al usuario indicar que su casa se encuentra en alguno de los cuatro estados típicos: Normal, Alarma, Descanso y Reunión con un simple botón en su celular, tablet, PC o incluso una tecla física ubicada en cualquier parte de la casa.

 

A partir de esto, la casa sabe si debe cerrar las persianas o no ya que lo hará, por ejemplo, sólo en los estados normal, alarma y descanso. De la misma forma, las barreras infrarrojas del patio, en el modo normal encenderán las luces exteriores por un lapso corto de tiempo, en el modo reunión dejaran estas luces encendidas, en el modo alarma cerrarán todas las persianas de la casa y encenderán el riego por unos minutos y en el modo descanso harán sonar un pequeño buzzer para avisar que puede haber intrusos en el patio.

 

Adicionalmente, en un enfoque netamente energético, es posible indicar a la casa a qué temperatura queremos que se mantenga en cada uno de los modos. De esta forma el usuario puede programar que en el estado normal, la temperatura se mantendrá en los 24º, en el modo descanso la temperatura bajará automáticamente a los 22º y en el modo alarma (cuando la casa está deshabitada) podrá definir que la temperatura se mantenga en los 16º (ni tan fria, para cuando volvemos a casa; ni tan caliente como para ahorrar energía).  Todo esto y mucho más lo puede hacer indicando solamente que cambia el estado de la casa.

 

Del punto de vista económico, si bien cada proyecto es personal y depende exclusivamente de la cantidad de dispositivos integrados al sistema, habitualmente la domotización integral de una casa de 200 m2 ronda los USD 3.700

 

Si desea recibir más información sobre nuestros productos, haga click aquí o llámenos al (+54) 11 5254 3701